Murió el hombre, no su legado. 22º aniversario del asesinato de Rabin z”l

ב”ה

De todos es sabida la total negativa de Israel para la paz con los árabes. De todos, salvo de quienes sabemos que esto no es verdad.

Israel ha entregado y devuelto tierras, a ha desmantelado asentamientos y evacuado a miles de familias judías, e incluso se han trasladado las tumbas de los muertos para conseguir la paz con sus vecinos árabes. No sólo eso sino que un gran líder de nuestro pueblo y nuestro país sacrificó su propia vida por conseguir dicho objetivo.

Entre esta noche y mañana conmemoramos el 22º aniversario del asesinato del Primer Ministro israelí Isaac Rabin z”l, a manos de un fundamentalista judío religioso, tras pronunciar un discurso en favor de la paz en la ciudad de Tel Aviv. Su asesino (יש”ו Iemaj Shemo Vezijró (Que su nombre y recuerdo sean borrados)), era un firme opositor ante cualquier tratado de paz con nuestros vecinos árabes.

En Israel hoy es un día de duelo nacional. Y para todo judío sionista hoy debe ser un día de duelo nacional.

.

Isaac Rabin sacrificó su propia vida por sus ideales en conseguir la paz con los países árabes.

Qué mejor forma de recordarle que exponiendo algunos ejemplos de los compromisos alcanzados por Isaac Rabin con la paz.

 

Egipto

Isaac Rabin fue quien diseñó un primer Acuerdo Provisional de paz entres árabes e israelíes (más concretamente entre Israel y Egipto) en septiembre de 1975 en el cual los bandos se comprometían a resolver el conflicto entre ambos países a base de medios pacíficos y no por la fuerza. Además Israel se comprometió a evacuar los campos de petróleo de Abu Rodas en el Sinaí.

Más tarde Israel, con la aprobación de la Knesset (Parlamento israelí), de 95 votos a favor y 18 en contra, firmó el primer tratado de paz con la primera nacion árabe en la historia. Anwar el-Sadat en nombre de su país, Egipto, aceptó la paz con Israel el 26 de marzo de 1979. La firma tuvo lugar en los jardines de la Casa Blanca donde 1500 invitados fueron testigos del apretón de manos entre el presidente egipcio y el entonces Primer Ministro israelí Menajem Beguin.

Fitz-Patrick, Bill, photographer – Jimmy Carter Library: Carter White House Photographs Collection, 01/20/1977 – 01/22/1981

El tratado consistió en su mayor parte en poner fin a decadas de agresiones por parte egipcia a Israel a cambio de la retirada militar y civil israelí de la Península del Sinai, que Israel capturó como represalia durante la Guerra de los Seis Días en junio de 1967.

El 6 de octubre de 1981 Anwar el-Sadat fue asesinado durante un desfile militar por miembros de la Yihad Islámica egipcia y militares radicales contrarios al establecimiento de la paz con Israel. Aunque ello no impidió que el tratado se cumpliese finalmente en 1988 cuando Israel se replegó en su totalidad (en tres fases) de la Península del Sinai al cumplir Egipto con su parte de los acuerdos de paz.

Israel entregó 60.000 km2 de su territorio, un 88,5% de los territorios conquistados tras la Guerra del 67, por la paz.

wikipedia.org

.

 

Líbano

Entre tanto también hubo un intento de firmar un tratado de paz con Líbano.

El 6 de junio de 1982 Israel invadió el sur de Líbano para detener la oleada de atentados terroristas palestinos que tuvieron lugar en el norte de Israel provocados en su mayor parte por la OLP que se instaló en el sur del país de los cedros, tras su expulsión de Jordania (1970), para continuar su guerra particular contra Israel.

Con casi 100 000 soldados, 1.500 tanques junto con la aviación y la marina, el ejército israelí se adentró a territorio libanés hasta la periferia de Beirut y la carretera que une la capital con Damasco. Tras el alto el fuego del 11 de junio, impuesto por EE.UU y la antigua Unión Soviética (los cuales no mediaron ante los más de 30 000 cristianos libaneses muertos que dejaron tras de sí sirios y palestinos tras la ocupación siria de Líbano), da comienzo una evacuación de los soldados sirios y de casi 15.000 miembros y terroristas de la OLP, expulsados una vez más a distintos países árabes quedando establecida en Túnez la cúpula de la OLP.

Israel consiguió dos objetivos con la invasión: detener los atentados sufridos contra norte de Israel y detener la masacre que el pueblo libanés sufrió durante casi dos décadas de ocupación siria ante la pasividad de la Comunidad Internacional.

El gobierno israelí quiso enterrar el hacha de guerra y firmar un acuerdo de paz con Líbano. Más tarde Siria exigió su uniteral anulación el 17 de mayo de 1983. El tratado tampoco gozó de la aprobación internacional.

Finalmente Israel se retiró en el año 2000 de todo el Líbano.

Actualmente Hezbolá – financiada por Irán -, controla todo el sur del Líbano y partes del centro del país, además de contar con una fuerza militar superior a la del ejército nacional libanés. Con más de 100 000 misiles apuntando hacia Israel, la paz está cada vez más alejada.

 

Acuerdos de Oslo

Los Acuerdos de Oslo dieron legitimidad internacional a la Autoridad Nacional Palestina, como único órgano representativo del pueblo palestino. Sirvieron para que ambos pueblos, israelí y palestino, se reconociesen mutuamente. Otorgó a la ANP competencias, responsabilidades y poderes en Cisjordania y la Franja de Gaza en materia de salud, bienestar social, turismo y educación, en definitiva: un autogobierno. Sin Oslo Palestina jamás hubiera existido.

 

Firma de los Acuerdos de Oslo de 1993

 

Jordania 

El 26 de octubre de 1994 en el valle de Aravá, en la frontera entre Israel y Jordania, el Primer Ministro israelí Isaac Rabin firmó la paz con el Primer Ministro jordano, Abdelsalam al-Majali. Un tratado que comprendia seis puntos principales: demarcación de fronteras, asuntos hidráulicos, seguridad, libertad de movimiento a los lugares histórico-religiosos, y el tema de refugiados y personas desplazadas.

 .
Este acuerdo de Paz, junto con el egipcio, permanecen hasta el día de hoy.

Los Acuerdos de Oslo pasaron factura a Isaac Rabin. El otrora héroe de la guerra de los seis días, responsable de la liberación de Jerusalén junto con Uzi Narkis, Rejavam Zeebi y Moshé Dayán, fue acusado tres décadas después de traidor por la extrema derecha israelí lo que conllevó al episodio más traumático para la historia del moderno Estado de Israel. El asesinato de Isaac Rabin no impidió que sucesivos gobiernos israelíes abandonasen la meta de la paz.

 

Cisjordania & Gaza

El plan frustrado de la Franja de Gaza. ¿Un último intento para la paz?
En 2005 y con la intención de acercar posturas entre israelíes y palestinos, el gobierno israelí evacuó de la Franja de Gaza toda presencia judía, civil y militar.

El llamado Plan de Desconexión fue propuesto en 2004 por el entonces Primer Ministro Ariel Sharón z”l el cual se llevó a cabo en agosto de 2005 poniendo fin a la presencia judía en la zona desde 1967. Sharón desmanteló 21 asentamientos dejando aproximadamente a 8500 judíos sin su hogar. Todo ello por la paz.

Tanto israelíes como la Comunidad Internacional creyeron que con este gran paso por parte del gobierno hebreo supondría un avance favorable y positivo en relación al Conflicto de Oriente Medio. Sin embargo ocurrió todo lo contrario. La estrategia paz a cambio de territorios no funcionó esta vez. Hamás se alzó con el poder tras unas elecciones en 2006 radicalizando su política contra Israel, asesinó a ciudadanos palestinos (oposición), civiles y militares israelíes y aterrorizó a 1,5 millones de israelíes con el lanzamiento semanal de misiles, cohetes y morteros contra Israel. A esto añadir el secuestro del soldado israelí Guilad Shalit que estuvo cautivo durante cinco años y medio.

Israel entregó el 100% de la Franja de Gaza a los palestinos no como acercamiento para la paz, no para construir su Estado, si no para destruir al nuestro. No para unir sus políticas (Hamás-Fatah), sino para lanzar a la oposición por las ventanas, torturarlos en plena calle y ajusticiarlos e implantar leyes teocráticas y fundamentalistas.
La paz se consigue cuando ambas partes la requieren. Egipto y Jordania son un ejemplo vivo de que Israel busca, quiere y necesita la paz con sus vecinos. No perdemos la esperanza de que llegue el día en el que todos convivamos en paz.

Israel lleva seis décadas tendiendo la mano para conseguir la paz. Y seguirá tendiéndola a quien tenga el mismo valor de estrecharnos su mano.

Mientras tanto seguiremos esperando.

Yom Revi´í 12 de Jeshván de 5778 
Miércoles, 1 de noviembre de 2017

דוד יאבו
David D. Yabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *