Pinkwashing, o cómo culpar a Israel también de la homofobia palestina

ב״ה

La ganadora de Eurovisión 2018 Neta Barzilai visitará España durante los festejos del Orgullo Gay de Madrid invitada por Tanga Party, evento que está siendo boicoteado por quienes silencian los crímenes que Hamás comete contra personas LGBT palestinas.

 

 

Cuarenta años de duro activismo LGBT israelí, de modernizar a la sociedad, visibilizar al colectivo y de la lucha por la igualdad se ven reducidos al infame hashtag #Pinkwashing, ideado para dos únicos propósitos: omitir los tratos inhumanos de la Autoridad Palestina / Hamás para con los palestinos LGBT, y culpar a Israel de ello.

El Pinkwashing está ligado al movimiento de corte antisemita BDS encargado de denunciar, según ellos, el “lavado de imagen de Israel promocionando a su país como gay-friendly”. Aseguran que debido a la “ocupación”, Israel es culpable de la situación de opresión de las personas LGBT palestinas, sin embargo omiten que las dos únicas ongs LGBT palestinas se encuentran operando seguras en territorio israelí; en Haifa y Jerusalén. No exigirán a Ramallah, Jericó o Gaza la fundación de un ong LGBT palestina, porque en realidad no les interesan sus derechos.

Es muy lamentablemente que el objetivo de estas organizaciones no sea presionar  a la Autoridad Palestina para que se comprometa en la creación de leyes que protejan al colectivo LGBT palestino, o exijan a Hamás que no ejecute homosexuales en la Franja de Gaza, y que su única preocupación es la demonización a base de falacias del único estado que por ley protege al individuo LGBT.

 

Israel y los derechos LGBT

En 1975 se creó la primera asociación LGBT israelí con el nombre “asociación para la preservación de la privacidad” que luchaba para garantizar la privacidad de las personas LGBT, debido al riesgo que existía salir del armario. Poco después en 1979 tuvo lugar el primer evento público en la Plaza de los Reyes de Israel, en Tel Aviv (actual Plaza Rabin), y consistió en una concentración que reivindicaba los mismos derechos e igualdades a la que fueron invitadas  asociaciones judías, y también asociaciones del extranjero. Debido a la escasa aceptación por parte de la sociedad israelí de la época no volvió a organizarse un acto así hasta los años noventa.

En 1988 la homosexualidad fue legalizada en Israel y poco después en 1993 se celebró un modesto primer Orgullo Gay en los jardines Sheinkin, Tel Aviv. En 1996 se organizó otro evento evento LGBT aún mayor, con hasta 40 vehículos. No fue hasta 1998, coincidiendo con el triunfo de Dana International en Eurovisión, que el Orgullo Gay no alcanzó las espectaculares dimensiones convirtiéndose en un acto multitudinario y repitiéndose de forma ininterrumpida durante dos decadas, llegando a congregar hasta 250 mil asistentes (para una ciudad de  400 mil habitantes) en 2018.

Nuestro Orgullo Gay no solo es único en la región, además es el mayor de Asía continental y uno de la mejores del mundo.

Homofobia

Los comienzos no fueron fáciles, el camino fue muy duro y aún queda para llegar a la meta. Pese a que Israel es un país a la vanguardia en derechos LGBT continúa habiendo homofobia en algunos sectores del país. Dos trágicos sucesos azotaron a la comunidad LGBT israelí:

El 1 de agosto de 2009 un hombre abrió fuego contra una sede LGBT en la ciudad de Tel Aviv matando a Nir Katz z”l de 26 años y a Liz Trubishi z”l de 16 años e hiriendo a otras 10 personas más. Nunca antes había ocurrido un atentado directamente sobre la comunidad gay israelí y el shock fue a nivel nacional. Tanto el Primer Ministro Benjamín Netanyahu (Likud) como el ex Presidente Simón Peres z”l (Kadima), y otros líderes israelíes condenaron el crimen. A ellos se añadió la líder de la oposición Tzipi Livni (Campo Sionista), que ofreció un discurso en la calle Najmani, sede de la asociación atacada:

Aunque todavía no sabemos todos los detalles, el odio existe y hay que combatirlo. Este atentado debe despertar a la sociedad para desprenderse de sus prejuicios y respetar a todos sus ciudadanos, independientemente de su orientación sexual“.

Shira Banki z”l, de 17 años fue asesinada en 2015 durante la marcha del Orgullo Gay de Jerusalén por un psicópata, tal y como fue descrito en la web de Kikar Shabat, el medio de comunicación más grande e influyente del mundo ultraortodoxo en Israel. Un judío fundamentalista y psicópata, pero también homófobo, que atentó no solamente contra la vida de una joven sino contra los valores del judaísmo, contra los valores de nuestra democracia y contra el derecho a la vida y la libertad de vivirla.

Aún queda un largo camino para alcanzar la meta, sin embargo Israel continúa avanzando en la defensa de los derechos LGBT con el incremento de leyes que nos defienden a todos.

Desde las modestas concentraciones en los años setenta y noventa hasta nuestros días los eventos y marchas del Orgullo Gay se han expandido por todo el país como muestra el siguiente mapa de eventos de este año 2018.

La ciudad blanca continúa siendo el bastión gay israelí, sin embargo las marchas del Orgullo también se celebran en la capital del país Jerusalén, así como en otras ciudades como Haifa, Rishon Lezion,  Ashdod y Eilat.

Tel Aviv ha dejado de ser ya el exclusivo “barrio gay de Israel”.

 

Todo esto se lo debemos a décadas de esfuerzo por parte de miles de activistas, gran parte anónimos, que lucharon y luchan por la igualdad de todos los israelíes.

Negarles esa victoria es inmoral, y sería como eclipsar los logros del colectivo LGBT español durante y después de la transición, minimizando la legalización del matrimonio homosexual a una mera “promesa electoral” de José Luis Rodriguez Zapatero. Todo un despropósito.

 

 

Yom Shishí 2 de Tammuz de 5778
Viernes, 15 de junio de 2018

דוד יאבו
David D. Yabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.