Kurdistán

El pueblo judío debe apoyar al pueblo kurdo, nuestros hermanos. Kurdos y judíos hemos conocido la crueldad humana a lo largo de nuestra milenaria historia. Nuestra negativa a la asimilación se ha traducido en persecuciones y expulsiones, en asesinatos masivos y genocidio. Nuestras ansias por sobrevivir han supuesto la destrucción de poblados milenarios, que han desaparecido en cuestión de minutos.

El Estado de Israel, nacido desde el ideario sionista, entiende, defiende y exige un Estado para el pueblo kurdo. Un Kurdistán fuerte para evitar su aniquilación por parte de iraníes, iraquíes, sirios o turcos, entre otros.

Como judío sionista no puedo permanecer al margen ante los acontecimientos que están viviendo los kurdos desde su referéndum el pasado 25 de septiembre, cuya mera existencia continúa siendo cuestionada por la Comunidad Internacional.

Por esta razón me veo en la necesidad de dedicar este espacio a nuestros hermanos cuyas voces han de ser escuchadas.

La mayor parte de la información aquí recopilada fue obtenida y publicada por Amina Hussein (‪@aminahekmet), periodista de Rojava, Kurdistán, residente en Catalunya.

 

INFORMACIÓN ACTUALIZADA A LAS 17:30

 

16 de octubre: A las 00:00 fuerzas iraquíes y la milicia Hashd al Shabi (حشد الشعبي), respaldada por Irán, avanzaban desde Tuz Khurmatu (طوزخورماتو) y Bashir (بشير) hacía Kirkuk. Por su parte el gobernador de la ciudad hizo un llamamiento a “cualquier persona que tenga armas” a salir y defender la ciudad. Más de tres mil Peshmerga de distintas localidades de Kurdistán llegaron durante la primera hora del inicio de la ofensiva.

Una hora después, la televisión iraquí hacía público que el Primer Ministro iraquí Haider al Abadi ordenó el comienzo de la operación militar contra Kirkuk. Aviones de la coalición internacional sobrevaloran la ciudad kurda mientras las tropas enemigas se aproximaban a ella. Una hora después, al menos una explosión pudo escucharse en el barrio industrial de Kirkuk, al, este de la ciudad. Por su parte, las fuerzas de Peshmerga atacaban un convoy del ejército iraquí que intentaba entrar desde el sur en la ciudad, dejando un balance de cuatro vehículos destruidos.

El gobieno kurdo confirmaba además que el jefe del Al Quds Qasim Soleimani, grupo de operaciones extrarerritoriales iraní, lidera la operación.

Soleimani, que según fuentes locales prometió “quemar Kirkuk si los Peshmerga no se retiran“,  está considerado como uno de los constructores del brazo armado chií Hezbolá, y uno de los principales sospechosos en el atentado contra el centro judío de AMIA, en Argentina (1994), que se cobró la vida de 84 judíos. Además es responsable de ordenar atentados contra intereses israelíes en India, Tailandia y Azerbayán. (nota del autor de este blog).

Horas después, un parlamentario kurdo anunciaba que  “EE.UU prohibía al ejército iraquí utilizar aviones para atacar a las fuerzas kurdas porque serán derribados“. Además, el Pentágono pedía al gobierno iraquí actuar para evitar un empeoramiento de la situación en la región.

Informes matutinos anunciaban que  la ciudad de Tuz Khurmatu, al sur de Kirkuk, estaba en manos de la milicia iraní, mientras que la base aérea militar K1 estaría en manos del ejercito iraquí.

A media mañana desde Turquía el gobierno anunciaba que “estarían dispuestos a cooperar con Bargdad para poner fin a la presidencia del PKK en Iraq“. Con presencia iraní y turca, este conflicto debería de ser a esas horas tema central en los despachos de Washington y Moscú.

Todo ello conllevó durante el medio día a un éxodo de civiles hacia las ciudades kurdas de Suleimaniya (السُليمانية) y Erbil (ھەولێر), en el norte del país. La escasa defensa de Kirkuk estaba en manos de voluntarios y guerrillas vinculadas al PKK, así como de algunos Peshmergas que aun permanecían en la ciudad. Ello, sin embargo, no consiguió detener el avance de las fuerzas iraquíes y milicias iraníes que finalmente capturaron la ciudad de Kirkuk sin ésta haber puesto resistencia.

En Tuz Khurmato la milicia Hashd quemó varias casas propiedad de kurdos y árabes suníes, e izó su bandera en las mezquitas de la ciudad. Este escenario sugiere un posible proceso de arabización de zonas de mayoría kurda y suní, imponiendo así gobernadores chiíes tanto en Tuz Khurmato como en Kirkuk.

La eterna guerra entre chiíes y suníes.

Día negro para Kirkuk, pero nada está acabado.

 

 

15 de octubre: Irán cierra sus fronteras terrestres con el kurdistán iraquí.

Líderes principales de partidos kurdos rechazan demandas de Bagdad de suspender el referéndum.

14 de octubre: la Milicia de Hashd y ejército iraquí dieron plazo de 2 horas a las fuerzas Peshmerga de abandonar Kirkur. Tras finalizar el plazo ofrecieron 24 horas más para cumplir con sus exigencias.

13 de octubre: Se pide a la Comunidad Internacional intervenir para evitar una catástrofe en Irak.

Primeros enfrentamientos entre fuerzas de Peshmerga y milicia trucomana en Tuz Khurmato, en el sur de Kirkuk.

12 de octubre: Alerta máxima de las fuerzas Peshmerga, debido a serias amenazas de la milicia de Hashd Shabi y policía iraquí. Peshmerga cortan las carreteras entre Mosúl y Erbil para evitar ataques.

Según el Consejo de Seguridad del Kurdistán, estas fuerzas se encuentran a 3 kilómetros de las fuerzas Peshmerga, y sus objetivos son los de controlar el campo petrolífero y base militar.

Más de 10.000 combatientes kurdos y cientos de voluntarios están preparados para defender la ciudad de Kirkuk.

11 de octubre: Tribunal iraquí ordena el arresto de los organizadores del referendum kurdo.

Según el Consejo de Seguridad del Kurdistán, Iraq planea ataque sobre regiones del Kurdistán.

8 de octubre: Portavoz del parlamento iraquí visita Kurdistán para reunirse con el presidente kurdo Barzani.

Washington advierte a Bagdad, Ankara y Teherán de consecuencias grabes de cualquier acción militar contra Kurdistán, y amenaza con atacar fuerzas iraquíes, turcas o iraníes si éstas atacan zonas controladas por los kurdos.

EEUU suspende emisión de visados en Turquía, y viceversa.

5 de octubre: Irán y Turquía cierran filas contra la independencia del Kurdistán iraquí. Erdogán cerrará todos los pasos y puntos fronterizos con el Kurdistán como respuesta al referéndum del pasado 25 de septiembre.

3 de octubre: El Parlamento iraquí pide al gobierno central suspender todos los acuerdos financieros con el gobierno kurdo, además de pedir a la corte federal tomar medidas legales contra diputados kurdos.

Jalal Talabani, ex presidente de Iraq y Líder de la Unión Patriótica del Kurdistán y uno de los tres grandes líderes contemoráneos del movimiento soberanista del Kurdistán fallece en Berlin a los 84 años.

28 de septiembre: Acuerdo turco-ruso para mantener la integridad territorial de Iraq. Por otra parte, el Consulado de EE.UU permanecerá abierto en Kurdistán.

27 de septiembre: El gobierno kurdo niega ceder el control de aeropuertos y pasos fronterizos a Bagdad.

Irán cierra las oficinas de televisión kurda Kurdistan24.

Middle East Airlanes, la aerolínea turca Pegasus, Lufthansa y Austrian Airlines entre otras suspenden vuelos a y desde Erbil, Kurdistán iraquí.

El Parlamento iraquí le da el mandato al Primer Ministro para enviar tropas a Kirkuk y “declarar la guerra” contra los kurdos. No habrá negociación del Referéndum y pide retirara de Peshmerga de Kirkuk.

26 de septiembre: El gobierno sirio dice que está dispuesto a negociar la autonomía de kurdos en el norte del país (Kurdistán sirio).

Maniobras militares del ejército turco e iraquí en la frontera del Kurdistán. El Primer Ministro iraquí afirma que el gobierno central impondrá su autoridad en los pasos fronterizos.

Turquía suspende la transmisión de tres canales del Kurdistán iraquí por el referéndum. Por su parte, Erdogan amenaza con congelar las relaciones con Israel si continua apoyando la independencia del Kurdistán.

Primer político en felicitar al pueblo kurdo por el resultado electoral es Carles Puigdemont, Presidente de Catalunya.

25 de septiembre 2017: Referéndum kurdo gana el Sí con un 92,7% de los votos. 2.861.471 votos de los 3.305.925 del total.

El gobierno iraquí rechaza el resultado, argumentando que el deber del gobierno es proteger a todos los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *