Ley Estado Nación del pueblo judío

ב״ה

Debido al revuelo que se está organizando como consecuencia de Ley del Estado Nación del pueblo judío, (jok leom) aprobada en segunda lectura por el gobierno israelí -una tercera lectura en la Knesset (Parlamento israelí) sería necesaria para su aprobación final- me veo en la necesidad de exponer a groso modo los términos de dicha ley, sin plasmar mi opinión personal, para aclarar el tipo de ley en cuestión y evitar malentendidos por parte, sobretodo, de medios de comunicación.

Pero antes una breve explicación sobre la ley israelí:

Israel, al igual que Reino Unido, carece de una Constitución.

Pese a que los padres fundadores del estado se comprometieron a redactar una Carta Magna, los numerosos escollos de carácter principalmente social y religioso dificultaron en gran medida llegar a un acuerdo para realizar dicho proyecto. Izar Harari propuso entonces compilar «capítulo por capítulo» leyes fundamentales que en un futuro llegasen a establecer la tan ansiada Constitución.

Las Leyes Fundamentales (Jokey yesod) – un total de quince desde 1958 – regulan temas como el estado, la capital y la protección y derechos individuales*.

Todas las Leyes Fundamentales manan de la Declaración de Independencia (Meguilat haatzmaut), escrita por David Ben Gurión**.

Términos de la Ley del Estado Nación del pueblo judío.

 

Notamarcadas en amarillo son algunas de las frases que también figuran en la Declaración de Independencia israelí.

La Ley del Estado Nación del pueblo judío,  establece que El Estado de Israel es el hogar nacional del pueblo judío, así como la definición de identidad del estado de Israel como Estado-Nacional del pueblo judío.

Que es un régimen democrático.

Que Israel se basa en la libertad, la justicia y la paz. Que Israel se compromete con los derechos personales de todos sus ciudadanos, tal y como están recogidos, por ejemplo, en la Ley Fundamental de la Dignidad Humana y Libertad (1992).

Recoge los tres principales símbolos del estado que son el himno, la bandera y la menorá, o candelabro judío.

Hace hincapié en la Ley del Retorno (1951)***. Además, fortalece la relación entre Israel y las comunidades judías del extranjero y se compromete a ayudar al pueblo judío (más allá de las fronteras de Israel) en problemas.

También insta a la conservación del patrimonio cultural, la tradición judía y la historia del pueblo judío en Israel y la diáspora.

Defiende que todo israelí, independientemente de su religión o etnia, preserve su cultura, patrimonio, lengua e identidad.

Hace una leve mención a la oficialidad del calendario hebreo, además de los días de fiesta nacional: el Día de la Independencia, el Día de los Caídos y el Día del Holocausto.

Refuerza la ley de las Horas de Trabajo y Descanso (1951) que establece que el Shabat es el día del descanso para judíos, y que los no judíos (miembros de otras religiones) también podrán descansar sus festivos conforme a sus tradiciones.

Un apunte sobre la ley judía que será, en sentido cultural/tradicional, la fuente de inspiración de legisladores.

Se insta a la protección de los lugares santos de todas las religiones de ser profanados o cualquier otra violación, así como aquello que pueda violar la libertad de acceso de lugares de culto.

*      Para más información sobre las Leyes Fundamentales pulsa aquí.

**    Para leer en español la Declaración de Independencia pulsando aquí.

***  Para leer en español la Ley del Retorno pulsa aquí.

 Yom Shení 2 de Kislev de 5775 
   Domingo, 23 de noviembre de 2014
דוד יאבו
David D. Yabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.