Un enorme e histórico compromiso

בס״ד

 

Ha pasado un tiempo desde la última vez que publiqué un artículo en mi web. En estos últimos ocho meses hemos visto comenzar una pandemia mundial (hasta la fecha con 3.445 muertos en Israel y más de 75.000 en España), que se ha llevado la vida de casi dos millones de personas en todo el mundo. Por suerte ahora contamos con una vacuna que está siendo administrada a la población de riesgo.

Por otro lado, Estados Unidos celebró elecciones y el futuro inquilino de La Casa Blanca, Joe Biden (demócrata), hace según algunos tambalear la buena racha de acuerdos de paz en Oriente Medio -con Trump como mediador-, entre Israel, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán (y fuera del vecindario con Bután y Marruecos). El Primer Ministro israelí en su felicitación al ya presidente electo aseguró «tener una larga y cálida relación de casi 40 años con Joe Biden» y reconocerlo como «un gran amigo del Estado de Israel«, tanto él como su vicepresidenta Kamala Harris, y deseaba «continuar fortaleciendo la especial entre Israel y los Estados Unidos«.

 

Este cambio de gobierno no ha gustado a la mitad de la población estadounidense y ayer mismo una turba de indeseables radicales invadió el Capitolio, una acción que provocó la muerte de cuatro civiles. 

 

Mientras en Israel, la disolución automática de la 23 Knesset tuvo lugar a finales del mes de diciembre debido a que no hubo acuerdo para la aprobación de los Presupuestos del Estado, lo que llevará a Israel a celebrar elecciones en marzo de este año, las cuartas en dos años, un récord en la historia. Para conocer la última hora sobre las elecciones pulsa aquí.

Continuando con los récord y volviendo al tema de la pandemia, Israel se ha convertido en el país que más población ha vacunado en menor tiempo. En casi tres semanas Israel ha llegado a vacunar al 15% de su población, al rededor de 1,5 millones de habitantes. Esto ha sido posible gracias a que Israel es un país que continuamente está en alerta y preparada ante cualquier contingencia ya sea en forma de entifadas, guerras o desastres naturales -cuando no es el primero es de los primeros países en enviar ayuda humanitaria ante desastres naturales-, como bien lo explica en esta entrevista la Embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon.

 

Ser número uno y modelo a seguir le ha valido a Israel ser el objeto de críticas a nivel internacional de activistas con carnet de periodista que denigran su profesión al convertirse en portavoces de odio.

Israel no es un país perfecto. Sin embargo no podemos obviar que actualmente es el mejor país del mundo en coordinación y vacunación masiva a toda su población. Negar esto es de necios.

Israel ha sabido movilizar a sus médicos y enfermeros, e incluso ha recurrido a paramédicos reservistas como mi sobrina Bar, de 22 años, que fue llamada para ayudar en la vacunación masiva, y tras una rigurosa formación de cómo administrar las dosis, se prestará a vacunar a cuanta gente sea posible junto a sus compañeros durante los próximos tres meses.

En Israel las mujeres han servido en el ejército desde su creación en 1948, e incluso antes luchando contra el nazismo en Europa –Hannah Szenes-, y combatiendo contra la ocupación británica por el restablecimiento del Estado judío en la Tierra de Israel. Actualmente las mujeres constituyen el 27% de la población militar activa, y a día de hoy han caído 550 defendiendo al Estado de Israel.

Volviendo a Bar, decidí realizar una pequeña entrevista a mi sobrina para que conozcáis de primera mano su experiencia.

 

Shalom Bar. Tú serviste en el ejército un par de años. Fuiste formada como joveshet (paramédica), y tus conocimientos están siendo utilizados ahora para luchar contra una pandemia mundial que será recordada durante siglos.

P: ¿Qué es lo primero que sentiste cuando te llamó el ejército para llevar a cabo esta tarea?

R: Estoy muy emocionada de poder participar en esta misión nacional de vacunación masiva, y siento un enorme e histórico compromiso. Durante el servicio me siento a gusto debido a que está siendo muy agradable y agradecida, lo que refuerza mi deseo de seguir contribuyendo en esta tarea. Por supuesto también se requiere de sensibilidad, orientación e información.

P: ¿Cuales fueron los puntos más importantes que os explicaron durante la formación antes de comenzar a vacunar?

R: Lo mas importante que nos enseñaron es que somos representantes del Estado, y que debemos ser muy pacientes con la población de mayor edad ya que se estresan con facilidad. Debemos ser atentos, preguntar cómo se encuentran y prestar atención a posibles efectos secundarios. También sobre la importancia de representar al ejército con la mayor dignidad, y vacunar a la mayor cantidad de personas posibles.

P: Durante la formación, ¿asistieron solamente paramédicos, o personal con otras formaciones? ¿Cuales?

R: Asistieron principalmente médicos reservistas, instructores médicos -función que yo misma desempeñaba en el ejército-, miembros de  Maguen David Adom (el equivalente a la Cruz Roja), estudiantes de enfermería, de medicina, y enfermeras.  

P: ¿Cuántos días a la semana están disponibles los puestos de vacunación, y cuál es su horario? 

R: Cada kupat jolin (mutua), decide cuántas personas tiene. Macabi por ejemplo están de 8:00 a 20:00, sin embargo yo que estoy en Meujedet estamos de 8:00 a 22:00

P: ¿Cuántas personas más se encuentran en tu mismo turno?

R: Hay otros cinco puestos de vacunación más.

P: Si hay personas que no se presentan para vacunar, ¿qué hacéis con esas dosis al final del día?

R: La gente citada siempre se ha presentado, sin embargo si en ese momento disponemos de un exceso de vacunas, invitamos a sus acompañantes, independientemente de su edad, a vacunarse en ese momento para evitar desperdiciar una dosis ya que puede ocurrir que en ese momento dispongamos de más dosis que personas. ¡No se tira absolutamente nada!

P: ¿Cuál es el ritmo de vacunación diario y cuantos minutos pasan desde una y otra dosis?

R: Entre una persona y otra podemos tardar de 3 a 7 minutos, todo de pende de la propia persona. En un día he podido vacunar a alrededor de 100 personas.

 

 

Sobre Pfizer el embajador de Israel en Estados Unidos Ron Dermer señaló que «setenta y cinco años después de que los nazis asesinasen a millones de personas, el Doctor Albert Bourla -Director Ejecutivo de Pfizer, hijo de judíos de Salónica supervivientes del Holocausto-, lidera la carrera por salvar la vida de miles de millones en todo el mundo«.

Cuando uno recuerda la enseñanza de la Mishná de que «quien salva una vida salva al mundo entero (Tratado de Sanedrín 4:5)», piensa en la familia del Doctor Bourla ya que gracias a su supervivencia a manos de los nazis hace siete décadas, hoy tenemos un mundo mas seguro que hace ocho meses.

 

Al finalizar el día, el Primer Ministro israelí Benyamin Netanyahu aseguró haber llegado a un acuerdo con Pfizer en el cual permitirá tener vacunada a toda su población mayor de 16 años antes de abril.

Shejeianu!

Shabat Shalom – שבת שלום

Yom Shishí, vigésimo cuarto día del décimo mes
24 de Tevet 5781
8 de enero de 2021

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.