El caso Schnitzer y la Libertad de Prensa

ב״ה

La Ser lo volvió a hacer.

Ayer Cadena Ser, la cadena de radio más antigua de España (1924) y que cuenta con más de cuatro millones y medio de oyentes, volvió a la carga contra Israel.

Ya en junio de 2014 el programa Voces de Gaza emitido desde la Franja de Gaza por La Ser y que daba voz a los niños palestinos, los únicos niños que cuentan en el conflicto entre israelíes y palestinos, arremetió duramente contra el Estado judío, mientras que no emitió crítica alguna contra Hamás. Algo lógico, en vista del activismo de los comunicadores y que, además, es completamente imposible ejercer la libertad de prensa desde una teocracia reconocida.

Sin embargo Israel no es una teocracia, sino todo lo contrario. Por este contratiempo del activismo anti Israel, que seamos una democracia liberal, el programa de ayer trató de inducir al oyente a que los israelíes no gozamos de libertad de prensa, que una censura nos envuelve cual dictadura militar o religiosa.

En Israel la única censura informativa que existe es aquella que se aplica a información sensible que pueda poner en peligro la seguridad del país y la de sus ciudadanos. Información que por cierto carecen los activistas/corresponsales españoles en la zona según me confirmó un funcionario israelí: los españoles no tienen acceso ni a información ni a lugares sensitivos. No suelen crear contactos con «el lado israelí».

Añadir que la gran mayoría de los corresponsales en Israel no saben el idioma del país, que tampoco se molestan en aprenderlo, y que la fuente israelí que más recurren es Haaretz en su versión inglesa, periódico fundado en 1919 se convierte en el más antiguo del país y el más extremadamente crítico tanto con el Estado de Israel, el ejército, las colonias o el propio gobierno sin censuras. Por lo cual, si Israel no censura la prensa patria que crítica al país, mucho menos censurará a prensa extranjera que extrae de sus crónicas extractos del citado rotativo.

 

Dato: Sobre la censura y libertad de prensa en Israel.

En el caso Schnitzer (1989) el jefe de la censura militar israelí determinó censurar partes de un artículo en prensa que criticaba las actividades del jefe saliente del Mossad, que según su juicio podrían afectar negativamente al funcionamiento de la agencia y conllevar algún peligro para la seguridad del jefe entrante y la de sus trabajadores.

Bagatz (Tribunal Superior de Justicia israelí) manifestó que la Libertad de Prensa no puede ser limitada, a menos que haya certeza que una publicación pueda causar daños graves a la seguridad.

Finalmente, y como el jefe de la censura militar no pudo demostrar un posible peligro para la seguridad nacional o la de sus ciudadanos, Bagatz autorizó la publicación e todo el artículo en la prensa.

Mi opinión sobre alguno de los invitados al programa:

Me parece una vergüenza que sea precisamente García Gascón (publico.es) quien hable de censura en Israel cuando él mismo lleva desde 1991 con base en Jerusalem (Oeste, la parte judía y segura de la capital israelí) difamando contra el país. En algunas de sus crónicas, incluso, justificando atentados y secuestros.

Me parece muy poco profesional que Gregorio Moran ataque ahora, después de 20 años, a la Comunidad Judía de Barcelona por algo que los interesados no pueden defenderse, porque ya fallecieron.

Me parece hipócrita que sea Yolanda Álvarez (rtve.es) quien hable de censura, cuando no hace otra cosa que bloquear a usuarios en Twiter que le ofrecen datos para rebatir su activismo. Esta profesional de la información del canal público español prefiere bloquear, censurar, la opinión contraria a su idea predeterminada.

Lástima que los españoles no puedan también bloquear sus impuestos destinados al medio de comunicación que la contrata.

Crítica a la diplomacia pública israelí.

La Embajada de Israel en España fue invitada al programa de ayer. No asistió ningún responsable para rebatir con datos y argumentos.

Yo, desde la libertad de expresión que ofrece Israel a todos sus ciudadanos, critico esta decisión, este enorme fallo de diplomacia pública por parte del órgano que nos representa a los israelíes en España. Existe un malestar general de quienes día a día defendemos a Israel de los medios de comunicación tendenciosos por la negativa de la Embajada de Israel de acudir a La Ser y defender nuestra democracia y estilo de vida.

Y esperamos que no vuelva a suceder.

Yom Sheni 6 de Shvat de 5775 
   lunes, 26 de enero de 2015
דוד יאבו

David D. Yabo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.